sábado, mayo 31, 2008

yo me acuerdo

yo me acuerdo cuando no mucha gente tomaba whisky, y los que tomábamos whisky, disfrutábamos hacerlo con hielo o puro. algunos con un poco de agua. ahora todo el mundo, o casi todos, chupan whisky, pero con guaraná o red bull. que asco. y ahora lo quieren hacer con más frutas. más asco.

también recuerdo cuando a principio de los noventas o fines de ochentas, las chicas usaban los pantalones o jeans super pegados. hasta con cierre en la bota para que sean más ceñidos. y luego se fue la moda de los pantalones pegados y si regresabas del bosque un domingo por la tarde, veías a todas las natachas usando los mismos pantalones. desde ya hace tiempo los pantalones pegados se volvieron a poner de moda, y con el cierre abajo de nuevo. que divertido.

no olvido cuando pedir plata en la calle o vender en los semáforos y otros no era tan común. que podías pasar tranquilo por semáforos o caminar por la calle sin que se te acerque alguien a ofrecerte algo, para que les "colabores". a mí no me jode (tanto) que pidan plata, pero me revienta que esos conchasumadre se molesten cuando no quiero comprar nada.

pero lo que más recuerdo es cuando no se escuchaba chica en todos lados y mis oídos no sufrían tanto y de forma tan repetitiva. porque ahora escuchar chica es socialmente aceptado e incluso si dices que te parece una mierda te tildan de racista. hipócritas de mierda, sigan defendiendo el anuncio de cosas sintiéndose progres.

dicen que todo tiempo pasado fue mejor. a veces de verdad lo creo.

the kinks - sunny afternoon
acabo de ver entrar un peruano a la cancha durante el partido. que divertido. en serio.

5 comentarios:

Raulín Raulón... dijo...

"Yo me acuerdo que los fierros retumbaban y chocaban en el patio de la escuela..."

Yo recuerdo que sólo se oía un cachito de chicha en el cuarto de cierta natacha en toda una manzana.

Recuerdo también que esos pantalones ceñidos se usaban en la cintura, pero una o dos chiruzas de por Ramiro Prialé (imposible no observarlas en la congestión del Km. 9 de regreso del Bosque) instituyeron eso del lompa a la cadera.

A fines de los ochenta, sólo existía el tío ambulante al que nadie le compraba porque las madres decían que metía droga en sus dulces, y te ponías como Cirilo cuando se droga.

Condenados chicheros progres, bien que todos los viernes se sadiquean con sus natachas con Chacalón a todo volumen. Me llega al maso la gente que se burla de esa manera de las manifestaciones populares, cuando nunca se tomarían una chela con ellos...

Raulín Raulón... dijo...

¿El partido de Perú? Vaya hombre, que interesante...

peregrino dijo...

Imagínate si tu te acuerdas... yo ya lo olvidé, fue hace mucho...

Nos leemos.

Fr@nk M!Ch@ell dijo...

Chica? bueno de todos modos no tiene nada de malo la chicha, es una forma de expresión musical. Pero no porque sea peruano tenga que gustarnos a todos. En cierto sentido me gusta, pero dificilmente estuviera con la musica en mi auto a todo volumen.

Valentina dijo...

a mi me parece que si te molesta cuando se acercan en la calle a que les "colabores", yo me ACUERDO cuando ibamos por las calles de lima y tu sin mencionar palabra ponias tu mano como en señal de stop a cuanto personaje vendedor ambulante se nos acercaba.