domingo, noviembre 28, 2004

pensando

Es largo el camino a casa y se me pasa rápido.

Es que soy una bestia para decir ese tipo de cosas. Te lo juro. Una bestia. Se me entrecortan las palabras y no vocalizo bien. Bajo la mirada con demasiada timidez. Tengo temor a tu negativa, a cualquier negativa, a yo mismo decirme que no.

Camino y sigo pensando en como decirlo, sigo pensando en tí. Me imagino mil y un escenarios y no sé cual puede ser la "mejor" forma de decírtelo. Eso es terrible, imaginar las respuetas que puedas dar. Y lo peor es que paso del escenario más optimista al más pesimista en cuestión de segundos.

Repito, no sé como decírtelo, pero he de hacerlo. El tiempo pasa y tiene que ser cuanto antes. El ají de gallina mezclado con el cau cau nocturno se revuelven en mi estómago y yo sigo intentando de buscar la manera. Es decir, la manera.

Miro el celular gastado y magullado y noto las 7 de la mañana. Sin embargo no distingo nada en la calle por no dejar de pensar en tí. Ya estoy en las esquina de mi casa, la llamada de la vieja con la puteada respectiva. Y no encuentro solución.

Dios mío, como me complico.

To pretend no one can find
The fallacies of morning rose
Forbidden fruit, hidden eyes
Curtises that I despise in me
Take a ride, take a shot now
Cos nobody loves me
Its true
Not like you do

4 comentarios:

malaputa dijo...

Con este tipo de post siempre me acabo preguntando qué ocurrió x(

Casiopea dijo...

y ke jue?, me dejas con la interrogante... esta "en algo" suerte en todo suerte

diego dijo...

XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

. insane . dijo...

demasiada la cancion...demasiado!(viva portishead!) ademas que me has dejado con la satisfacción de saber que los hombres tb suponen y se preguntan mil y un cosas cuando realmente sienten! mis amigas me dicen "los hombres jamas suponen" "son unas bestias" "nunca saben lo que sucede"...y ya veZ! siempre hay esperanza :)